Es la historia de la perversión de Pierre… cometida por su madre.

En un enclave ciertamente chocante, lejos de la Francia natal de los personajes, (las Islas Canarias), un chico de dieciséis años (Louis Garrel), pasa de llevar una vida corriente, a sumergirse en el deseo, en la vergüenza, en la confusión. Pierre descubre junto con el sol y la playa, una de las vertientes oscuras del sexo, de la mano de quien menos se espera, su propia madre, una Isabelle Huppert fascinante e inquietante.

Con una historia sencilla, que no simple, Christophe Honoré nos lleva a lo más profundo del impulso, ese que es capaz de saltarse cualquier barrera establecida.

Con un final que me pone los pelos de punta, no diré más.

 

http://www.filmaffinity.com/es/film523779.html

 

El título de esta película quedó mancillado de por vida el dia en el que lo oí en labios de la empollona de “Sensación de vivir”. Porque es una película para un público que no es precisamente de esa catadura…

La historia posee una tensión sexual que está a punto de estallar, precisamente porque cualquiera que la vea sabe que no va a pasar de ahí. La historia entre Graham y Ann es una historia extraña, lenta, pesada, de día nublado, de descubrimientos destructores, de arrasamiento de la familia tradicional americana, de amor…

Impresionante James Spader con camisa negra, sin camisa y cara de no haber roto un plato en la vida…
Y Andy McDowell, no digamos…

http://www.filmaffinity.com/es/film167614.html

 

 

 

 Tus deseos de amar aumentarán a medida que los de tu cónyuge disminuyan. Pero para cuando el deseo de tu cónyuge haya aumentado considerablemente, para ese entonces ya te habrás masturbado.

 

 

 

“es aconsejable confesar sólo el número real de amantes cuando no se supera la barrera de los cinco. A partir de esta cifra es conveniente reducir la lista o, en todo caso, omitir (que no mentir) parte de las experiencias”.

 

ÒoÓ

¿Perdón?

Tal vez sea para no despertar envidias… ¬¬

Tamaña estupidez no podía sino tener un hueco en éste espacio…

En ésta sociedad en la que vivimos, si eres hombre, cuantas más mujeres hayan pasado por tu cama, coche, portal de tu casa, etc…, más macho eres.

Si eres una mujer, exitosa, cuando llegues a cinco, deja de contar, o quedarás como una zorra…

No creo que se haya creado el ministerio de igualdad para éstos menesteres. De todas formas, espero que empiece a erradicar con mano de hierro conductas que favorecen éstos tópicos, tan dañinos como ilógicos.

Para terminar, un chiste

A- ¿eres músico?

B- Si…

A- ¿y qué tocas?

B- Lo que me dejan.

XDXDXDXD

 

En una gasolinera de carretera, vive una abnegada esposa con una vida monótona y gris. La llegada de un misterioso vagabundo la trastoca por completo. Pasan a ser amantes, y planean matar al marido y quedarse con el negocio.

El sueño húmedo de todas las esposas insatisfechas (como Jessica Lange) era la llegada de un machote viril y salvaje (Jack Nicholson) que las follara sobre la mesa de la cocina, derramando por el suelo, cazuelas, y potes de harina.

Pese a la famosa escena de la cocina, lo que más me marcó fue su final (del que no diré nada), sólo que es recomendable. Se aconseja ver en pareja, si vuestra pareja es un muermo… a ver si así, espabila.

http://www.filmaffinity.com/es/film944140.html

 

Actor versátil donde los haya: Ha hecho de bueno de malo, de juicioso, de tarado, de inocente, de amargado… Con muchísimas películas en su haber, ha sido y es, un actor enigmático, atrayente, de mirada magnética, que maneja el erotismo sano e insano como pocos. Cómo olvidar algunos memorables revolcones con actrices como Rosana Arquette, Holly Hunter, Maggie Gyllenhaal…

Qué mirada y qué sonrisa…

 

 

 

 

 

¿Quién, quién me puebla el mundo

esta noche de agosto?

No, ni carnes, ni alma.

Faroles, contra la luna.

¿Abrazarme? ¿Con quién?

¿Seguir? ¿A quién? Veloces

coincidencias de astro

y gas lo suplen todo.

Sombras y yo. Y el aire meciendo blandamente

el cabello a las sombras

con un rumor del alma.

Me acercaré a su lecho

-aire quieto, agua quieta-

a intentar que me quieran

a fuerza de silencio

y de beso. Engañado

hasta que venga el día

y el gran lecho vacío

donde durmieron ellas,

sin huellas de la carne,

y el gran aire vacío,

limpio,

sin señal de las almas,

otra vez me confirmen

la soledad, diciendo

que todo eran encuentros fugaces,

aquí abajo

de las luces distantes,

azares sin respuesta.

No, ni carnes, ni almas.

Pedro Salinas

 

 

 

Una buena relación entre un hombre y una mujer se compone de dos elementos: buena amistad y fogoso erotismo.

 

SECRETOS DE UN MATRIMONIO

Ingmar Bergman

 

 

 

Aquí tenemos a un señor que aparte de quitar el hipo tiene unos brazos que ni se los cree. Claro, tanto darle a la batería, uno acaba por muscular. Guapo con ganas, además, mete una caña con un ritmo… Ains qué ojazos, qué sonrisa… Os dejo una foto sacada del video de “Du riescht so gut”.

¿Cómo? ¿Que no sabéis quién es? Es el batería de RAMMSTEIN

 rape

 

El hijo primogénito de David, Amnón, se enamoró de su media hermana, Tamar. Tras hablar con un amigo, se hizo el enfermo y le pidió a su padre que Tamar le cocinara algo.

La obediente hija fue y cocinó unas frituras y se las llevó a su hermano Amnón.

“Él la sujetó y le dijo: “Ven, acuéstate conmigo, hermana mía.” Pero ella respondió: “No, hermano mío, no me fuerces, pues no se hace esto en Israel. No cometas esta infamia.
¿A dónde iría yo deshonrada? Y tú serías como un infame en Israel. Habla, te lo suplico, al rey, que no rehusará entregarme a ti.”

Pero él no quiso escucharla, sino que la sujetó y forzándola se acostó con ella.
─II Samuel 13:10-14.

A Amnón le dio asco, y al terminar expulsó de su cuarto a su propia hermana. David, que tampoco era un santito, se disgustó mucho con su hijo, pero no hizo nada en su contra.

La violada se pasó el resto de sus días en casa de su hermano, Absalón, que decidió vengar a su hermana dos años más tarde, asesinando a Amnón. Al final, Salomón fue ungido rey de Israel.

 Salomón fue conocido por su sabiduría, pero es el playboy de la Biblia: Según Reyes 11:3, tuvo 600 mujeres, princesas, y 300 concubinas.

http://www.univision.com/content/content.jhtml;jsessionid=VHGKRLEPK0O1KCWIAA4CFFQKZAAD0IWC?cid=325992

 

 

 

 

 

 

En la recopilación MUJERES el mangaka Yoshihiro Tatsumi reúne seis historias protagonizadas por mujeres. En cinco de ellas, sus protagonistas están relacionadas con la prostitución.

Son historias de ese mundo frío e impersonal del sexo a cambio de dinero. De grandes hombres de negocios y sus grandes empresas; de promesas de amor y abandonos; de venganza y reproches; o, simplemente, historias de supervivencia.

Ninguna de estas mujeres se ven lanzadas a su destino, lo eligen. Se endurecen, y a veces se vuelven superficiales, otras veces insensibles y manipuladoras.

 

Son historias breves, pero tan profundas que nos adentran a toda una vida.  El pasado, mediante flashbacks, aparece como una constante. Y es que nadie ES simplemente; todos, anteriormente, hemos sido. Y las decisiones que tomamos o que dejamos escapar, nos han marcado; y han ayudado a convertirnos en lo que somos.

 

El dibujo está alejado del manga más convencional (cómicas distorsiones de rostros,  historias cuya máxima finalidad es el entretenimiento,…) y aunque los ambientes y los escenarios sí son japoneses, en algunas viñetas el estilo bien podría ser europeo. Sin dejar de ser japonés, es un manga adulto (no por  el sexo, que lo hay, aunque sin llegar a ser jamás una novela pornográfica, sino por la seriedad y la crudeza, a veces escabrosa, de la degradación de sus personajes).

 

 

MUJERES, de Yoshihiro Tatsumi, es una novela de los Estudios Gekiga (Geki = drama. Ga = ilustrado), editada entre nosotros por La Cúpula.

 

Contiene:

  • La mujer fuerte
  • La mujer que flirteaba demasiado
  • La mujer que cuidaba de un hombre
  • La mujer lasciva
  • La mujer que murmuraba
  • La mujer que pescaba

  

 

La mujer fuerte

Haruko, una joven de origen humilde, está enamorada de un joven empresario. Él la presenta a sus padres, y éstos la rechazan temiendo que sólo vaya detrás del dinero. Haruko huye y confía, enamorada, que él venga a buscarla. Atrapado por el deber filial, el chico asume el control de la empresa familiar, y aunque no la olvida, no va en su búsqueda.

Harta de esperar, Haruko decide olvidarlo mediante un voluntario descenso a una espiral de alcohol y prostitución.

Años más tarde, el chico contrata un detective para que la encuentre. Va a verla, y ahora es ella quien lo rechaza; incluso cuando él rompe con su familia. Rechazado, el chico se marchará para volver tiempo después, convertido en un harapiento vagabundo.

El final de la historia mezcla lo macabro con lo hermoso, dejando un regusto amargo, y hasta puede que malsano.

 

 

La mujer que flirteaba demasiado

Mika es prostituta. Tiene muchos amantes, uno para cada gasto (el piso, los kimonos, la ropa de calle, la comida,…), y con todo el dinero que reúne, mantiene a un hombre.

Son tiempos de crisis, y una compañera le da una idea: cobrar sus servicios en especias.

El directivo de una inmobiliaria, le regalará un piso; el dueño de una tienda de ropa, los trajes que ella elija;… y todos parecen contentos. 

¿Es el amante que Mika mantiene un gasto del que ella puede prescindir?

El giro final aporta un apunte de engaño a una historia de una protagonista en apariencia superficial y simple.

 

 

La mujer que cuidaba de un hombre

Kyouko cuida tiernamente de un hombre inválido. Desde que sufrió un accidente, el hombre no se atreve a salir de casa: tiene pesadillas con el tráfico (de vehículos y de gente), y aunque da gracias a Kyouko por sus cuidados, cuando ella marcha, él la vigila mediante unos prismáticos. La ve entrar en un edificio, y cree que tiene un amante. Un día, mientras ejecuta su particular versión de LA VENTANA INDISCRETA, ve como el hombre se abalanza sobre Kyouko con intención de violarla. En ese momento vence sus miedos y sale a la calle dispuesto a salvarla.

El giro final nos deja boquiabiertos (y algo asustados).

 

 

La mujer lasciva

Kuriko es una exprostituta. Actualmente es fiel a su único amante, con quien tiene una relación de pareja “normal”. A él, pero, le disgusta que ella se presente en su trabajo; en casa, lejos de las miradas de la gente, trata a Kuriko como una prostituta.

Por el piso corre la licencia de matrimonio, aún sin firmar. Como metáfora que no parece que vaya a firmarlos, él se pone preservativo cuando tienen sexo.

El suicido de una antigua compañera, abandonada por su chulo, hace reflexionar a Kuriko sobre su relación.

A todo eso se suma una extraña fascinación del hombre por los cementerios de elefantes.

 

La mujer que murmuraba

Keiko busca venganza. Tras ser abandonada por su amor en un intento de suicido común, Keiko logra enormes cantidades de dinero prostituyéndose sin contemplaciones. Desea empezar una nueva vida. Primero, una operación de cirugía facial que la hace irreconocible a sus antiguos conocidos. Segundo, acabar con aquel hombre que la abandonó.

Se presenta ante él, y guapa como es, no tarda en hacerlo caer en sus redes. Lo manda al lugar donde se prometieron morir juntos, para que haga memoria justo antes de acabar con él.

El final contiene, quizás, el único guiño de humor de toda la novela.

 

La mujer que pescaba

Hanai es la madame del club Castle. A lo largo de su vida ha “machacado” (como dice la novela) a muchos clientes. Entre ellos, al Sr. Takashita, un rico empresario, que pagaba un completo pese a desear sólo sexo oral. Takashita le enseñó a Hanai la pesca deportiva (en la que el pez, una vez pescado, es liberado).

Un día, pescando, Hanai conoce a un hombre. Tiempo después coincide con él en su club. Cuando descubre que es uno de los hombres más ricos del país, decide “echarle la caña”. Desgraciadamente, el hombre fallece antes de su primera cita. Hanai tras una lucha en el río con un salmón de más de 80 centímetros (un pez de leyenda que muchos pescadores han visto y ninguno ha logrado pescar) decide abandonar para siempre la pesca, ya que su “pez de leyenda” (un posible amante rico) se le ha escapado.

 

 

 

 

 

Una relación perfecta se da cuando uno encuentra en el otro lo que busca y viceversa.

Esta es la historia de Lee y el Sr.Grey, una secretaria que se enrolla con su jefe. Hasta ahí todo normal. Lo extraño o más bien, impactante, viene dado por lo que cada uno es: amo y esclava.

Una relación sadomasoquista de lo más bien avenida. Aquí no se encuentran látigos, y más bien poca violencia física. En la historia se encuentra más bien una dependencia psíquica el uno del otro, que a mi entender, es perfecta.

Destacamos dos cosas por encima de todo: Lo bien que le sienta la falda de tubo a la frágil Maggie Gyllenhaal, y la mirada siempre atrayente e inquietante de uno de nuestros Idols: James Spader, condenado a hacer las mejores películas morbosas que he visto nunca.

Emocionante la escena en que ella, vestida de novia, permanece días sentada en una silla, sólo porque él se lo pide…

 

http://www.filmaffinity.com/es/film185519.html

 

 

 

 

“¿Qué ha hecho a los humanos al sexo, tan natural, tan necesario y tan justo, para no osar hablar de él sin vergüenza y para excluirlo de los discursos serios y ordenados? Pronunciamos atrevidamente: matar, robar, traicionar ¿y lo otro no osaríamos más que entre dientes? ¿Quiere decir esto que cuanto menos expresamos de palabra, tanto más derecho tenemos a aumentar de pensamiento?
Porque es cierto que las palabras menos usadas, menos escritas y mejor calladas, son las mejores sabidas y más generalmente conocidas. Ninguna edad, ninguna costumbre las ignoran…”

Ensayos
Montaigne (1533-1592)

 

 

David es uno de esos personajes bíblicos que aunque hace actos que actualmente serían calificados de barbaridades, nunca pierde la popularidad ante Dios.

Primero, David se hizo muy pero que muy amigo de Jonatán, el hijo del rey Saúl.

En acabando de hablar David a Saúl, el alma de Jonatán se apegó al alma de David, y le amó Jonatán como a sí mismo. Le retuvo Saúl aquel día y no le permitió regresar a casa de su padre. Hizo Jonatán alianza con David, pues le amaba como a sí mismo. Se quitó Jonatán el manto que llevaba y se lo dio a David, su vestido y también su espada, su arco y su cinturón
─ I Samuel 18 (1-4).

Jonatán murió después en una batalla, y David se lamentó así:

¡Jonatán! Por tu muerte estoy herido,por ti lleno de angustia, Jonatán, hermano mío, en extremo querido, más delicioso para mí tu amor que el amor de las mujeres.
─ II Samuel 1

David intentó buscar otras delicias entre las mujeres, y por intentar no se quedó corto.

Un atardecer se levantó David de su lecho y se paseaba por el terrado de la casa del rey cuando vio desde lo alto  del terrado a una mujer que se estaba bañando. Era una mujer muy hermosa.

Mandó David para informarse sobre la mujer y le dijeron: “Es Betsabé, hija de Eliam, mujer de Urías el hitita.”

David envió gente que la trajese; llegó donde David y él se acostó con ella, cuando acababa de purificarse de sus reglas. Y ella se volvió a su casa. La mujer quedó embarazada y envió a decir a David: “Estoy encinta.”
─II Samuel 11:2-5.

Aquí David intentó por todos los medios que Urías se acostase con su esposa para así encubrir el adulterio, pero Urías se negó porque sus tropas estaban durmiendo en el suelo.

Y entonces David decidió librarse de Urías. Escribió una carta a su comandante: “Poned a Urías frente a lo más reñido de la batalla y retiraos de detrás de él para que sea herido y muera.”

Después del luto, Betsabé se hizo concubina de David. De su unión nació Salomón.

Justo antes, David había bailado en celebración de Dios, y al parecer durante el baile enseñó algo más que su devoción.

Cuando se volvía David para bendecir su casa, Mikal, hija de Saúl, le salió al encuentro y le dijo: “¡Cómo se ha cubierto hoy de gloria el rey de Israel, descubriéndose hoy ante las criadas de sus servidores como se descubriría un cualquiera!”

Ya cuando David estaba viejo, sus criados decidieron con “una joven virgen que sirva al rey, y le atienda; que duerma en tu seno y dé calor a mi señor el rey buscó una muchacha hermosa por todos los términos de Israel y encontraron a Abisag la sunamita, y la llevaron  al rey. La joven era extraordinariamente bella; cuidaba y servía al rey, pero el rey no la conoció”

http://www.univision.com/content/content.jhtml;jsessionid=VHGKRLEPK0O1KCWIAA4CFFQKZAAD0IWC?cid=325992

 

 

 

 
Mi Miércoles Addams. Dicen que tiene mucha frente, que veces parece estar hinchada, que en las galas se viste que da pena, que no ha hecho un personaje aún que la separe de Miércoles (ni siquiera trabajando con Woody). A mí me atrae.
¿Será su aspecto de perturbada?
En una entrevista, reflexionando sobre su carrera, la Ricci dijo:
“Siempre me viste como una niña y quiere que actúe como una puta. La gente siempre se excita con lo mismo”